Salón: Cómo favorecer unas buenas relaciones

Salón: Cómo favorecer unas buenas relaciones

Quizás no te has parado a pensar que cada estancia de tu casa hace referencia a un aspecto de tu vida. Si, así es, aquella acción que se genera en cada estancia, los elementos que ponemos en ella, todo lo que significa en sí, está configurando un “arquetipo”. En este caso, te voy a hablar del salón. El salón es el arquetipo de las relaciones, ¿por qué? Pues por el tipo de energía que se genera en él cuando:

– Te sientas en el sofá junto a tu pareja y tus hijos a ver una película o a disfrutar de un buen postre o una merienda.

– Decides que es momento de echarte una siesta en el sofá con tu mascota a los pies.

– Recibes a tus invitados o amigos y os echáis unas risas mientras tomáis un café o una infusión.

– Es domingo y en la sobremesa os da por ir al salón a jugar al pictionary.

Es decir, que es la zona de la casa donde compartes, te relacionas, descansas y pasas buenos ratos, casi siempre en compañía. ¿Qué mejor zona que esta para respirar un ambiente que acompañe a esta energía de armonía en las relaciones?

Primero quiero comentarte lo que hay que evitar en este lugar, ya que en Feng Shui, como sabes, hay que vaciar o eliminar lo que entorpece el buen fluir del CHI, y después, aplicar lo necesario para que se potencie esta energía de vida en la estancia.

Por lo tanto, cosas que debes evitar en el salón:

Desorden, es la zona dónde van a parar muchas veces chaquetas, mochilas, quizás hasta juguetes. Si es el lugar donde tus hijos juegan, ubica un espacio para que dejen los cuatro juegos que suelen utilizar más y guarda el resto en un armario.

Acumulación, quizás tengas más muebles de los necesarios, o se te fue la mano con la decoración. Esta acumulación de objetos está generando que no “veas” lo bueno que tienes a tu alrededor, en tu gente. También puede crear una sensación de “tener muchos amigos pero ninguno de los de verdad”.

Ordenadores o zona de estudios en la mesa de centro o mesa de comedor (si tienes el comedor integrado en el salón), esto crea confusión en las relaciones y en el trabajo. Es como si cuando te pones a trabajar o a estudiar, siempre hayan cosas que te interfieran o gente que te moleste o interrumpa cada dos por tres; pasaría lo mismo con las relaciones con tus hijos o tu pareja, es como que “nunca encuentras el momento para estar con ellos y poder disfrutarlos”.

Falta de luz, malos olores o poca ventilación son aspectos a tener muy presentes ya que evitan de forma muy contundente que exista una buena armonía entre la familia.
Llegados a este punto, ¿qué es imperante a la hora de decorar y vestir un salón para crear una energía de armonía?

1- En primer lugar, la orientación del sofá. El sofá es el elemento más contundente de la sala, el más pesado visualmente y el que acoge a los miembros de la familia o amigos. Desde el sofá los cabezas de familia deben ver la zona por dónde entra la gente, es decir, la puerta o paso. Si hay dos puertas, por ejemplo, una que da al recibidor o pasillo y otra que, desde el salón va a la cocina, lo ideal es, que se puedan controlar las dos. En caso contrario, habrá que poner un espejo que refleje esas puertas.

2- Es mejor que el sofá tenga la trasera sobre una pared, pero también es suficiente tener un buen respaldo. Evitar a toda costa estanterías voladas por encima de la cabeza cuando te sientas al sofá, ya que pueden provocar situaciones en las que “siempre tienes a alguien encima de ti, que no te deja ni respirar”, o incluso accidentes o tropiezos inesperados.

3- Los muebles han de tener formas agradables, redondeadas, sin cantos muy vivos o expresiones de diseño muy agresivas. Esto siempre depende de la percepción de cada uno.

4- Respetar la orientación favorable según tu número Kua, a la hora de sentarse en la mesa o en el sofá, siempre y cuando los padres puedan controlar la puerta desde esa dirección.

5- Pon elementos vivos, plantas, flores. La ubicación ideal para ellas te la van a decir ellas mismas, ya que pasado un tiempo vas a ver si se mantienen frondosas y bonitas o no. A parte de un lugar donde les de la luz, requieren de la zona dónde la energía les es más favorable y eso lo demuestran enseguida.

6- Si tienes luz natural o incluso rayos de sol, coloca una bola de Feng Shui cerca de la ventana.

7- Pon los cojines en varios tonos, a poder ser, que cada uno, tenga un cojín dentro la gama de tonos de su esencia Kua.

8- Ventila todos los días, e intenta crear diferentes rincones para cada acción, por ejemplo, una zona de lectura, un pequeño escritorio a parte de la mesa si es que te hace falta, etc.

9- Respeta la ubicación de los animales Feng Shui, sentada en el sofá recuerda tener un elemento alto detrás (tortuga), uno alto a tu izquierda (dragón) y otro más bajo que este a tu derecha (tigre). Esto evitará peleas y discusiones, favorecerá el entendimiento.

Gracias por leerme, comparte este artículo a quién creas que le pueda aportar, ¡si compartes armonía, recibes armonía!

Cuéntame … ¿crees que necesitas algo más que estos consejos para poner en orden tus relaciones? Creo que te puedo ayudar.

Deja una respuesta