MI HISTORIA

Después de trabajar muchos años como aparejadora, en los que el interiorismo estaba siempre presente, decidí escuchar las palabras de una clienta que me admiraba. Me abrió los ojos, creyendo en mí, para empezar un camino emprendedor en el que montar mi propio estudio de interiorismo.

Los proyectos en los que me volcaba encontrando belleza y funcionalidad para mis clientes, eran ilusionantes pero yo necesitaba aportar más. Quería que las personas que se ponían en mis manos, pudieran dar espacio a ese cambio que deseaban en su vida de una forma más profunda a través de su hogar.

“Me centro en cada persona, descubriendo qué es en esencia, para liberar su crecimiento personal y despertar el bienestar en su casa”

MI ESENCIA

Me mueve el crecimiento personal y ayudo a las mujeres con las que trabajo, a tener un espacio en el que ellas también puedan crecer.

Pongo por delante la creatividad para encontrar la belleza interior y exterior de cada persona y el espacio en el que desarrolla su vida, priorizando siempre sus valores y su personalidad.

Profundizo en las inquietudes e ilusiones de los habitantes de la casa para armonizar la energía del hogar.

 

LA MUJER QUE ME INSPIRA

Es una mujer que cree en el poder transformador del espacio. Le da importancia a su casa y a su lugar de trabajo para encontrar comodidad, equilibrio y bienestar.

Es una mujer independiente aunque sociable. Le gusta ayudar a otras personas pero sabe que para poder hacerlo sin perder su propia energía, tiene que sentirse bien.

Disfruta de la naturaleza, del aire libre, de las relaciones personales. Se cuida a sí misma y a quienes están a su alrededor.

Es exigente consigo misma y aunque le gusta vivir el momento, necesita orden y planificación.

"Amparo Galán es calma y serenidad"

MI ESTILO

Soy un alma suave y en constante búsqueda del equilibrio. Siempre leyendo las vibraciones y lo que la intuición me viene a contar.

“Amparo Galán es una marca ecléctica con una pasión modernista y art-decó. Siempre con un guiño a la naturaleza, ya sea por sus tonos verdes, sus plantas o simplemente las formas orgánicas de sus elementos. Tiene mucha luz, complementos naturales, alguna pieza recuperada de años atrás y colores, siempre colores, ya sean pastel o más vivos, pero saliendo de la neutralidad”

Pero ante todo, mantengo la mente y el corazón abiertos, y escucho el interior de las personas a quienes quiero ayudar.

“La cercanía de recibirte en su propia casa, alrededor de un aroma que no es casual, para mostrarte con detalle el proyecto de tu hogar y tener la oportunidad de sentir los materiales que van a vivir contigo, es un gesto de sensibilidad que aparece de la manera más natural”

¿Quieres sentir comodidad, equilibrio y bienestar en tu casa?

×
×

Carrito